miércoles, 21 de diciembre de 2016



21 de Diciembre: Acaba de comenzar el invierno y nada mejor que recomendar la maravillosa experiencia de pasear por el casco más antiguo de #Antequera en sus anocheceres, pues para algo la calle es el mejor gimnasio del mundo.
La singularidad de la zona del Portichuelo y su capilla votiva bien merecen una parada. Es asombroso el paralelismo con las conocidas posas americanas, en el sentido de servir de parada ritual durante el desarrollo de la Semana Santa. No es difícil encontrar reseñas alusivas a que "arquitectónicamente es de una gran originalidad, presentando dos plantas de galerías abiertas y un ático cerrado a manera de cubo coronado por un tejadillo a cuatro aguas. En su fábrica se combina la piedra y el ladrillo vitolado mezclado con las superficies caleadas de blanco. El aspecto actual de monumento, que sufrió diversas restauraciones, se debe a la intervención llevada a cabo en 1963 por Francisco Pons Sorolla. Este mismo arquitecto urbanizó todo el ámbito de la Plaza del Portichuelo, siguiendo los criterios utilizados en la época para la remodelación de cascos históricos." #patrimonioAtq #CeperAntequera

No hay comentarios:

Publicar un comentario